Tratamientos Terapéuticos para:
Artritis, Artrosis, Discopatías, Hernias, Nervio Ciático, Facial y Trigémino, Tendinitis, Túnel Carpiano, Depresión, Varices, Enfermedades Inflamatorias y Autoinmunes.

Un poco de historia…
Según la historia, líderes como Carlomagno o Iván El Terrible trataban sus dolencias con veneno de abejas. La sustancia que se usa en la actualidad para curar males como reumatismo, ciática, gota, artritis, neuritis, neuralgias, poliartritis crónica evolutiva y paludismo. Descubra usted también que beneficios puede tener la apiterapia para su salud.


Egipcios, romanos, persas e incas usaban, hace milenios, tanto veneno de abejas como propóleos, cera y miel para las enfermedades.

En el Papiro de Ebers (1700 a.C.) y en la Torá están documentados algunos de estos usos, al igual que en el escritorio de Aristóteles, Plinio, Dioscórides, Galeno Hipócrates y demás eruditos de la antigüedad.

Pero el verdadero padre de la Apiterapia fue Philip Terc (1844-1915), un médico austríaco que debió enfrentarse al dogmatismo académico de la Viena del siglo XIX. Terc era reumático y sufría intensos dolores articulares.

Un día sentado en su jardín, en 1868, fue atacado por muchas abejas y a partir de entonces sus dolores comenzaron a desaparecer. Luego se dedicó a investigar la causa de su sorprendente cura. Presentó ante la Universidad Imperial de Viena sus notables conclusiones sobre miles de pacientes tratados con éxito.

Otros médicos en Francia, Inglaterra y Alemania, siguieron sus métodos y reafirmaron sus conclusiones.

En 1920 sus trabajos llegaron a Japón, país en el cual se empezaron a combinar la acupuntura con el uso de Apitoxina, logrando desde entonces resultados curativos sorprendentes.

Datos personales